MAPFRE desarrolla un programa con startups para avanzar en la identificación automática de daños


En su continua apuesta por la transformación digital, MAPFRE ha puesto en marcha un plan de colaboración con startups para avanzar en la aplicación de las mejores soluciones de inteligencia artificial al proceso de identificación automática de daños, con el objetivo de ofrecer a sus clientes mayor agilidad y eficiencia en la contratación de sus seguros.

Estas herramientas permiten al asegurado comprobar si el vehículo es apto para la contratación de la póliza, realizar de manera automática el proceso de identificación del mismo y la comprobación de su estado, así como realizar gestiones posteriores de forma autónoma. De esta manera, la compañía puede conocer si hay daños en el vehículo, su gravedad y naturaleza (arañazos, rotura, impactos), si pueden o no afectar a la seguridad vial y donde se localizan, entre otras cosas.

Con esta iniciativa MAPFRE avanza en su digitalización, centrándose en la experiencia del usuario, al mejorar el servicio de verificación digital que ya ofrecía a sus clientes desde el año 2019. Además, gracias a este avance, la compañía se dota de soluciones capaces de analizar y responder a las solicitudes del asegurado con mayor inmediatez, ofrece más facilidades a la hora de la contratación y mejora el proceso de selección de riesgos.

Para poder hacer uso de esta herramienta, el cliente solo necesita su teléfono móvil smartphone, y a través de la app de MAPFRE puede realizar el procedimiento sin necesidad de esperar a que un agente lo verifique. El funcionamiento es muy sencillo: cuando un cliente finaliza el proceso de contratación online, recibe un SMS con un enlace. Sólo tiene que abrir una solución web en su smartphone, que le guía en la toma de fotografías desde distintos ángulos y le advierte en caso de que la calidad o la luz sean insuficientes para garantizar que las imágenes son fieles al estado real del vehículo.

Un algoritmo de aprendizaje profundo (deep learning) analiza en tiempo real las imágenes e identifica la presencia o ausencia de daños. El cliente es informado de la valoración en unos segundos; si se han detectado daños, éstos quedarán excluidos de la cobertura de daños propios al tratarse de desperfectos anteriores a la contratación del seguro. En caso de conformidad, el cliente ya puede utilizar su seguro, sin esperas ni desplazamientos. Los clientes que lo deseen pueden seguir acudiendo a un centro MAPFRE para realizar una verificación presencial o enviar fotos del vehículo para que sean revisadas por un agente o perito.

Ver más información